Artículos de 2017
Artículos de 2016
Artículos de 2015
Artículos de 2014
Artículos de 2013
Artículos de 2012
Artículos de 2011
Artículos de 2010
Artículos de 2009
Artículos de 2008

Bruselas exige a España suavizar el régimen sancionador


La Comisión Europea ha instado al Gobierno Español a moderar el régimen sancionador derivado de la no declaración de bienes en el extranjero mediante el pertinente modelo 720, en un plazo máximo de 2 meses, advirtiéndole que de incumplir el plazo otorgado llevará el caso al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.

Y es que, en palabras de la propia Comisión Europea, las multas impuestas en caso de no notificar bienes y derechos en el extranjero (obligación que en España se realiza mediante el pertinente modelo 720), son “desproporcionadas”. La propia Comisión Europea razona que dichas multas son discriminatorias y entran en conflicto con las libertades fundamentales (libre circulación de mercancías, trabajadores, servicios y capitales) que inspiran y rigen el funcionamiento de la Unión Europea, máxime cuando las mismas son superiores a las aplicadas si los bienes están ubicados en el territorio nacional.

Ante dichas circunstancias, podría ocurrir que el legislador español ignore este pronunciamiento, lo que ocasionaría que España fuera demandada ante el Tribunal Justicia de la Comunidad Europea (estando hasta la finalización del procedimiento, vigente la normativa objeto de controversia). Puede ocurrir sin embargo, que el legislador, en el plazo indicado, proceda a realizar las oportunas modificaciones para adaptar la legislación a lo, expresamente exigido por la Comisión Europea.

 

¿Quiénes están obligados a declarar y cuál es el régimen sancionador para quienes eludan esta obligación (o bien declaren fuera de plazo o con datos incorrectos o falsos)?

Recordemos que en España están obligados a presentar el modelo 720 todos los residentes que sean titulares de cuentas en el extranjero que superen los 50.000 euros, que tengan valores fuera del territorio nacional que superen dicha cifra o bien que posean bienes inmuebles ubicados fuera de España que superen dicha valoración.

Dicha obligación se implantó en 2013, en relación con el ejercicio 2012, con el objetivo de incentivar la presentación de la declaración tributaria especial (modelo 750) denominada amnistía fiscal y perseguir el fraude fiscal de los contribuyentes materializado en activos situados en el exterior.

En cuanto al régimen derivado de la no presentación de la declaración, o incluso, de la presentación extemporánea cabe señalar:

  • La exigencia de la cuota tributaria derivada de la integración en la base imponible general del valor de adquisición de los activos no declarados en el ejercicio no prescrito más antiguo, junto con los correspondientes intereses de demora. Esta liquidación solo puede evitarse si se prueba que la financiación de la compra del activo se efectúo con rentas declaradas o que el adquirente tenía la condición de no residente en el ejercicio de adquisición del activo situado en el exterior. Con este régimen el activo no declarado o, declarado tardíamente, no puede beneficiarse de la prescripción si su adquisición se verificó en un año prescrito. Esto supone aplicar los tipos progresivos del IRPF al valor de adquisición del activo no declarado o declarado fuera de plazo. Tratamiento que puede perfectamente equiparase por su naturaleza a la de la aplicación de una sanción.
  • La aplicación de una sanción del 150% sobre la cuota tributaria anterior.
  • Para completar el régimen expuesto, se establece una sanción de 5.000 euros por dato o conjunto de datos no declarados, o declarados de forma incompleta, inexacta o falsa, incorrectamente con un mínimo de 10.000 euros. Si bien la sanción se reduce en el caso de que el sujeto pasivo presente voluntariamente la declaración, pero fuera de plazo, en este supuesto las sanciones fijadas son de 100€ por dato, con un mínimo de 1.500€ por grupo de bienes.

Con todo ello el importe exigible por la AEAT superará claramente el valor de adquisición del activo no declarado o declarado tardíamente.

 

Conclusión

A raíz de las consideraciones realizadas por la Comisión Europea, lo más razonable sería suponer que el Gobierno Español modifique en el territorio común (parte del territorio español que no es foral) el régimen de la no presentación o de la presentación extemporánea de la declaración de bienes en el exterior, suavizando el régimen sancionador previsto para la falta de presentación o presentación extemporánea del modelo 720. No obstante, diversas publicaciones se han hecho eco de la intención del gobierno de defender ante los Tribunales el régimen sancionador, aludiendo a fuentes del Ministerio de Hacienda, por entender que el discutido régimen sancionador, cumple “rigurosamente” lo establecido en la legislación española.

Habrá que estar por tanto, atentos a los nuevos acontecimientos, en nuestra opinión, es indudable que el Gobierno tiene el deber de luchar contra el fraude fiscal pero consideramos que ello no debe ser conseguido con medidas con un marcado carácter confiscatorio.

 

.